30 de Octubre, 2005, 20:43: JoseGeneral
 

HISTORIA DEL HALLOWEEN

La celebración del día de Halloween ha sido integrada a nuestra cultura casi desplazando los ancestrales ritos del Día de Muertos, sin embargo pocos sabemos de dónde o cuándo surge este conjunto de actividades que se realizan en la macabra noche del 31 de octubre.
     Leyendo un documento que el celebre Dr. Bala me dio hace algunos años, me permito escribir algunas cosas que me parecieron interesantes para los curiosos y estudiosos de las costumbres humanas.

CÓMO EMPEZO HALLOWEEN.- Hace alguno miles de años, los Celtas estaban en lo que ahora conocemos como la Gran Bretaña y Francia, y celebraban el año nuevo el 1 de noviembre, o sea que empezaban con el asunto desde el 31 de octubre en la noche. Pero, cosa incomprensible, ¡no se emborrachaban! como es ahora costumbre (que desperdicio de ocasión...), sino que lo tomaban con mucha seriedad, y sus sacerdotes dedicaban la noche a Samhain, el caballero de la muerte. 
Grandes fogatas se encendían; caballos y, algunas veces, hasta humanos eran sacrificados para ahuyentar a las brujas y a los espíritus malignos; pues resulta que en la costumbre Celta los muertos volvían , en la noche de Samhain, a pedir alimentos a los asustados pueblerinos a quienes maldecían y hacían víctimas de sus conjuros si no accedían a sus peticiones (o me das o te hago una travesura, que es la traducción de "Trick or Treat").

LLEGAN LOS ROMANOS.- Desde Italia, tomando los dominios Celtas, llegaron los Romanos. Pueblo poco intelectual pero muy pachanguero, que ya tenía ocupado los últimos días de octubre y principios de noviembre con festividades que llamaban "Las Fiestas de Pomona", dedicadas a la diosa de los árboles frutales (era algo así como la vendimia o celebración de la cosecha) y no podían permitir que este pueblo "bárbaro" las ignorara, por lo que se les ocurrió  adaptar la costumbre de los dominados a las suyas, confundirlos y luego decir que ya ellos las tenían desde antes.
¡Se mezclaron frutas con brujas y malos espiritus! 
Las manzanas eran muy populares y pronto fueron parte de las celebraciones.

LA IGLESIA PONE ORDEN.-

Cuando A.C. se convirtió en D.C. y el cristianismo se propagó, los sacerdotes vieron con desagrado que todavía quedaban algunos testarudos que adoraban a Samhain o a Pomona (o ambos dos, como dijo el diputado), y eso no era correcto (para los cristianos, por supuesto). Pero, si se ponían intransigentes perdían clientes, perdón..., devotos.
Tenían que buscar una manera inteligente de darle gusto a todos; y así fue como se les ocurrió convertir la festividad en cristiana. 
Ya de por sí traían un problemón con el calendario que les había sido insuficiente para darle un día a todos los santos; entonces, qué mejor que dedicarle un solo día a todos los santos menores (en categoría me supongo). Así pues se instituye el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, que en Inglaterra (donde existía el problema) se denominó (traduciendo literalmente) como "All Hallow Day", y a la noche anterior se le llamó "All Hallow Even".
     Con las ya conocidas contracciones, tan acostumbradas en el Inglés, esto pasó a ser "All Hallow E'en" y, finalmente, "Halloween".

SE ACLARAN DETALLES.- Por los tiempos de la Edad Media, algunos bandoleros se aprovecharon de estas creencias y,  después de cometer sus fechorías, iban con el chisme de que los espíritus eran los culpables (quienes, por supuesto, nunca estaban presentes para desmentirlos). Estos truhanes se disfrazaban para parecer diablos y espantos y hacer más creible su cuento, ¡De aquí la costumbre de los disfraces!
Algunos años después esta festividad llega a los Estados Unidos, traída por los pioneros, y es aceptada como una tradición, integrando todos los detalles antes mencionados. Era una fiesta católica de pequeños grupos de fieles, que se popularizó enormemente con la llegada de los Irlandeses alrededor de 1840. Fueron ellos quienes le anadieron la "Jack-o-lantern" (la calabaza hueca con una vela adentro), ya que tenían una leyenda de un Jack (Juan) a quien le prohibieron la entrada al Cielo y también al Infierno (nadie lo aguantaba)  y se  paseaba con una linterna, que era un repollo hueco con un carbón ardiente adentro (¡Que le había dado el  mismísimo Diablo!), buscando la manera de ingresar a  alguno de los dos clubes.
Los gringos fueron más prácticos y en vez de repollo usan una calabaza que es más fácil de ahuecar.
La fiesta sin embargo no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. 
La internacionalización de Halloween se produjo en los años 80 gracias a las series de televisión. Éxitos de la pequeña pantalla como “Roseanne” comenzaron a dedicar un capítulo cada año a Halloween hasta convertir la calabaza sonriente en una imagen tan conocida como la Coca-Cola. Hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidenense y canadiense.

DUDAS QUE SURGEN EN LA NOCHE  

 Bueno y,  ¿Por qué las brujas montan en escobas y vuelan?.
Esta imagen fue inventada en Salem, un pueblo puritano de EEUU donde se hizo una gran cacería de brujas y donde  a alguien se le ocurrió que se escapaban montadas en sus escobas mágicas. Todavía, el logo oficial del pueblo (ahora con propósitos turísticos) es la bruja montada en la escoba.
Y con esos mismos propósitos turísticos, esta fecha es ahora promovida por todos los comerciantes del mundo, perdiendo lo espantoso para transformarse en un chiste horripilante.
Es por eso que ahora vamos al mercado y compramos el Halloween Kit, con disfraz, dulces e instrucciones para la fiesta, por unos 30 dólares.
¡Eso es lo que yo  llamo una tradición empaquetada! 

30 de Octubre, 2005, 0:32: WebmasterGeneral

 

 El periodista gay que conmueve al mundo!

Es homosexual y no lo oculta, se destacó en la cobertura de la CNN en la catástrofe producida por los huracanes. Posmoderno e irreverente, no reprimió sus lágrimas al ver los desastres producidos por la naturaleza

El periodista de la CNN, Anderson Cooper, conmueve al mundo con sus excelentes descripciones e informes sensibles. Es cierto que las catástrofes de los huracanes (¨Katrina¨ y ¨Rita¨ en Beaumont) aceleraron su estrellato en los medios estadounidenses, pero eso no le quita mérito a este periodista, que parece haber ocupado el lugar de los grandes presentadores de noticias que se alejaron últimamente de la pantalla chica.

Con su homosexualidad no ocultada, sus 38 años, y su pelo totalmente canoso, el periodista no se privó de posar para revistas como «Maxim» o «Esquire». Sin embargo, en el momento en que tuvo que cubrir los desastres naturales, Anderson no tuvo inconvenientes en mostrarse desalineado en pantalla, debido al limitado acceso a duchas, vestuario y maquillaje de las zonas dañadas.

El sofisticado Anderson Cooper esta dispuesto a romper con las coberturas convencionales y los estrictos moldes televisivos estadounidenses. No se privó de llorar un par de veces frente a cámaras como tampoco de atosigar respetuosamente a las autoridades, generado así toda clase de comentarios al inyectar una sobredosis de humanidad en su cobertura y también serios cuestionamentos a los políticos de turno.

Con su estilo comprometido y apasionado, ha cautivado audiencias poniéndose del lado de las víctimas de los huracanes y dejando de lado el estilo frío del periodismo conservador. Anderson Cooper, con su hablar atropellado transmite la credibilidad de quien no calcula las palabras .

El comunicador comenzó su carrera -tras estudiar en Yale- como «freelance» para Channel One». Luego pasó a la cadena ABC, donde terminó presentando el «reality show» titulado «El Topo» . A pesar, de tener un consagrado show propio en el primetime de la CNN, no dudó ni un segundo en trasladarse al lugar de los hechos y transmitir en vivo, sin importarle su cuidada imagen pública y sus impecables trajes negros, que mostraba en su propio show titulado «Anderson Cooper 360 grados».

El primero de septiembre durante una entrevista en directo con la senadora demócrata Mary, Cooper la interrumpió educadamente argumentando lo intolerable de escuchar como se arrojaba flores con otros funcionarios ante el fiasco de protección civil tras el «Katrina».

Otras estrellas como Oprah Winfrey, Kanye West o Celine Dion, Larry King, intentaron mantener o sumar audiencias emocionandose con las víctimas de la naturaleza. A ninguno de ellos, le alcanzaron las lágrimas o comentarios mordaces. Anderson Cooper los desplazó solamente con una cobertura genuina y cargada de verdadera emoción "He visto muertos en las calles de Missisipi y escuchar a políticos felicitándose mutuamente, no sé, tengo que decir que hay gente muy enfadada" señalaba en su informe abandonando su antigua soberbia.

El periodista de la CNN, Anderson Cooper, conmueve al mundo con sus excelentes descripciones e informes sensibles. Es cierto que las catástrofes de los huracanes (¨Katrina¨ y ¨Rita¨ en Beaumont) aceleraron su estrellato en los medios estadounidenses, pero eso no le quita mérito a este periodista, que parece haber ocupado el lugar de los grandes presentadores de noticias que se alejaron últimamente de la pantalla chica.

Con su homosexualidad no ocultada, sus 38 años, y su pelo totalmente canoso, el periodista no se privó de posar para revistas como «Maxim» o «Esquire». Sin embargo, en el momento en que tuvo que cubrir los desastres naturales, Anderson no tuvo inconvenientes en mostrarse desalineado en pantalla, debido al limitado acceso a duchas, vestuario y maquillaje de las zonas dañadas.

El sofisticado Anderson Cooper esta dispuesto a romper con las coberturas convencionales y los estrictos moldes televisivos estadounidenses. No se privó de llorar un par de veces frente a cámaras como tampoco de atosigar respetuosamente a las autoridades, generado así toda clase de comentarios al inyectar una sobredosis de humanidad en su cobertura y también serios cuestionamentos a los políticos de turno.

Con su estilo comprometido y apasionado, ha cautivado audiencias poniéndose del lado de las víctimas de los huracanes y dejando de lado el estilo frío del periodismo conservador. Anderson Cooper, con su hablar atropellado transmite la credibilidad de quien no calcula las palabras .

El comunicador comenzó su carrera -tras estudiar en Yale- como «freelance» para Channel One». Luego pasó a la cadena ABC, donde terminó presentando el «reality show» titulado «El Topo» . A pesar, de tener un consagrado show propio en el primetime de la CNN, no dudó ni un segundo en trasladarse al lugar de los hechos y transmitir en vivo, sin importarle su cuidada imagen pública y sus impecables trajes negros, que mostraba en su propio show titulado «Anderson Cooper 360 grados».

El primero de septiembre durante una entrevista en directo con la senadora demócrata Mary, Cooper la interrumpió educadamente argumentando lo intolerable de escuchar como se arrojaba flores con otros funcionarios ante el fiasco de protección civil tras el «Katrina».

Otras estrellas como Oprah Winfrey, Kanye West o Celine Dion, Larry King, intentaron mantener o sumar audiencias emocionandose con las víctimas de la naturaleza. A ninguno de ellos, le alcanzaron las lágrimas o comentarios mordaces. Anderson Cooper los desplazó solamente con una cobertura genuina y cargada de verdadera emoción "He visto muertos en las calles de Missisipi y escuchar a políticos felicitándose mutuamente, no sé, tengo que decir que hay gente muy enfadada" señalaba en su informe abandonando su antigua soberbia.