El periodista gay que conmueve al mundo!

Es homosexual y no lo oculta, se destacó en la cobertura de la CNN en la catástrofe producida por los huracanes. Posmoderno e irreverente, no reprimió sus lágrimas al ver los desastres producidos por la naturaleza

El periodista de la CNN, Anderson Cooper, conmueve al mundo con sus excelentes descripciones e informes sensibles. Es cierto que las catástrofes de los huracanes (¨Katrina¨ y ¨Rita¨ en Beaumont) aceleraron su estrellato en los medios estadounidenses, pero eso no le quita mérito a este periodista, que parece haber ocupado el lugar de los grandes presentadores de noticias que se alejaron últimamente de la pantalla chica.

Con su homosexualidad no ocultada, sus 38 años, y su pelo totalmente canoso, el periodista no se privó de posar para revistas como «Maxim» o «Esquire». Sin embargo, en el momento en que tuvo que cubrir los desastres naturales, Anderson no tuvo inconvenientes en mostrarse desalineado en pantalla, debido al limitado acceso a duchas, vestuario y maquillaje de las zonas dañadas.

El sofisticado Anderson Cooper esta dispuesto a romper con las coberturas convencionales y los estrictos moldes televisivos estadounidenses. No se privó de llorar un par de veces frente a cámaras como tampoco de atosigar respetuosamente a las autoridades, generado así toda clase de comentarios al inyectar una sobredosis de humanidad en su cobertura y también serios cuestionamentos a los políticos de turno.

Con su estilo comprometido y apasionado, ha cautivado audiencias poniéndose del lado de las víctimas de los huracanes y dejando de lado el estilo frío del periodismo conservador. Anderson Cooper, con su hablar atropellado transmite la credibilidad de quien no calcula las palabras .

El comunicador comenzó su carrera -tras estudiar en Yale- como «freelance» para Channel One». Luego pasó a la cadena ABC, donde terminó presentando el «reality show» titulado «El Topo» . A pesar, de tener un consagrado show propio en el primetime de la CNN, no dudó ni un segundo en trasladarse al lugar de los hechos y transmitir en vivo, sin importarle su cuidada imagen pública y sus impecables trajes negros, que mostraba en su propio show titulado «Anderson Cooper 360 grados».

El primero de septiembre durante una entrevista en directo con la senadora demócrata Mary, Cooper la interrumpió educadamente argumentando lo intolerable de escuchar como se arrojaba flores con otros funcionarios ante el fiasco de protección civil tras el «Katrina».

Otras estrellas como Oprah Winfrey, Kanye West o Celine Dion, Larry King, intentaron mantener o sumar audiencias emocionandose con las víctimas de la naturaleza. A ninguno de ellos, le alcanzaron las lágrimas o comentarios mordaces. Anderson Cooper los desplazó solamente con una cobertura genuina y cargada de verdadera emoción "He visto muertos en las calles de Missisipi y escuchar a políticos felicitándose mutuamente, no sé, tengo que decir que hay gente muy enfadada" señalaba en su informe abandonando su antigua soberbia.

El periodista de la CNN, Anderson Cooper, conmueve al mundo con sus excelentes descripciones e informes sensibles. Es cierto que las catástrofes de los huracanes (¨Katrina¨ y ¨Rita¨ en Beaumont) aceleraron su estrellato en los medios estadounidenses, pero eso no le quita mérito a este periodista, que parece haber ocupado el lugar de los grandes presentadores de noticias que se alejaron últimamente de la pantalla chica.

Con su homosexualidad no ocultada, sus 38 años, y su pelo totalmente canoso, el periodista no se privó de posar para revistas como «Maxim» o «Esquire». Sin embargo, en el momento en que tuvo que cubrir los desastres naturales, Anderson no tuvo inconvenientes en mostrarse desalineado en pantalla, debido al limitado acceso a duchas, vestuario y maquillaje de las zonas dañadas.

El sofisticado Anderson Cooper esta dispuesto a romper con las coberturas convencionales y los estrictos moldes televisivos estadounidenses. No se privó de llorar un par de veces frente a cámaras como tampoco de atosigar respetuosamente a las autoridades, generado así toda clase de comentarios al inyectar una sobredosis de humanidad en su cobertura y también serios cuestionamentos a los políticos de turno.

Con su estilo comprometido y apasionado, ha cautivado audiencias poniéndose del lado de las víctimas de los huracanes y dejando de lado el estilo frío del periodismo conservador. Anderson Cooper, con su hablar atropellado transmite la credibilidad de quien no calcula las palabras .

El comunicador comenzó su carrera -tras estudiar en Yale- como «freelance» para Channel One». Luego pasó a la cadena ABC, donde terminó presentando el «reality show» titulado «El Topo» . A pesar, de tener un consagrado show propio en el primetime de la CNN, no dudó ni un segundo en trasladarse al lugar de los hechos y transmitir en vivo, sin importarle su cuidada imagen pública y sus impecables trajes negros, que mostraba en su propio show titulado «Anderson Cooper 360 grados».

El primero de septiembre durante una entrevista en directo con la senadora demócrata Mary, Cooper la interrumpió educadamente argumentando lo intolerable de escuchar como se arrojaba flores con otros funcionarios ante el fiasco de protección civil tras el «Katrina».

Otras estrellas como Oprah Winfrey, Kanye West o Celine Dion, Larry King, intentaron mantener o sumar audiencias emocionandose con las víctimas de la naturaleza. A ninguno de ellos, le alcanzaron las lágrimas o comentarios mordaces. Anderson Cooper los desplazó solamente con una cobertura genuina y cargada de verdadera emoción "He visto muertos en las calles de Missisipi y escuchar a políticos felicitándose mutuamente, no sé, tengo que decir que hay gente muy enfadada" señalaba en su informe abandonando su antigua soberbia.