29-noviembre-05 (12:34)

La Onusida reporta un aumento de 40.3 millones de infectados de sida en todo el mundo.

Bruselas.- El número de personas infectadas por el virus del Sida continuó aumentando en 2005, a pesar de haberse registrado una disminución de los contagios en algunos países de África y del Caribe, indicó hoy aquí un reporte de ONUSIDA.

El Programa de Naciones Unidas sobre el Sida (ONUSIDA) presentó este lunes su reporte anual de 2005 sobre el estado de la epidemia, e indicó que en la actualidad hay 40.3 millones de portadores del virus VIH en el mundo.

Asimismo, durante este año se registraron 4.9 millones de nuevas infecciones, entre ellas 700 mil en menores de 15 años, y alrededor de 3.1 millones de muertes por la enfermedad, entre ellas las de 570 mil niños.

El documento fue presentado en la sede de la Comisión Europea (CE) en Bruselas, y simultáneamente en otras 19 ciudades del mundo, por algunos representantes de ONUSIDA, como su consejera jefe, Catherine Hankins.

Hankins se refirió a “buenas y malas noticias” en relación al contenido del reporte, que refleja la disminución de casos en algunas zonas pero alerta de que el Sida sigue extendiéndose de manera generalizada en todo el mundo.

El documento indica que se registró un descenso de casos en zonas altamente tocadas por la epidemia, particularmente países africanos como Kenia, Zimbabwe y Burkina Faso, así como en la zona del Caribe, algo que ya empezó hace un par de años.

Concretamente, se observa que en Kenia hubo un descenso de la tasa de infección, de un pico de 10 por ciento a final de la década de 1990 a siete por ciento en 2003.

En Zimbabwe la tasa de infección cayó principalmente entre las mujeres embarazadas, de 26 por ciento en 203 a 21 por ciento en 2004, así como en Burkina Faso, donde cayó a menos de dos por ciento en 2003.

A pesar de esto, el informe indica que esos tres países “continúan golpeados por una epidemia masiva y potencialmente desastrosa”.

Por lo que respecte al Caribe, el reporte estima que la epidemia causó la muerte en 2005 a 24 mil personas, convirtiéndose en la principal causa de muerte entre las personas de 15 a 44 años. Actualmente la padecen 300 mil personas.

No obstante, el documento indicó que en esta región hay elementos para “el optimismo”, como el descenso de la enfermedad en las mujeres embarazadas o un mayor uso de los preservativos entre los profesionales del sexo.

Junto a los casos halagüeños de estos países africanos y del Caribe, Hankins habló de “malas noticias” porque sigue al alza el número de personas con el virus del Sida, concretamente en Europa oriental, Asia central y África subsahariana, esta última la región m s afectada del mundo.

El informe indica que, a pesar de que África subsahariana cuenta con 10 por ciento de la población mundial, 60 por ciento está enferma, esto es, 25.8 millones de personas.

En África meridional, señala que “la epidemia evoluciona a una velocidad sorprendente”, ya que la tasa de infección con el virus del Sida entre los adultos pasó de uno por ciento en 1990 a 25 por ciento 10 años después, y 29.5 por ciento de las mujeres embarazadas resultaron infectadas en 2004.

Respecto a Europa oriental y Asia central, el reporte indicó que se contabilizaron alrededor de 1.6 millones de personas enfermas de Sida en 2005, año en que contrajeron la enfermedad 270 mil personas.

Cerca de 75 por ciento de los seropositivos en estas dos regiones tiene menos de 0 años de edad, y el reporte señaló como los países con una mayor incidencia a Rusia y Ucrania.

Por el contrario, el resto de Asia y América Latina son señaladas en el reporte como las dos regiones donde la enfermedad tiene menor incidencia en un contexto global, a pesar de que en 2005 también aumentaron los casos.

Así, el número de seropositivos en América Latina se situó en 1.8 millones de personas, de las que 200 mil se infectaron este año. En Asia hay 8.3 millones infectados, de los cuales 1.1 millones contrajeron el Sida en 2005.